El estudio antropométrico realizado por el IBV desvela las medidas actuales del hombre español

12 Marzo 2015

El 60% de los hombres tiene problemas para encontrar talla frente al 40% de las mujeres (antropometria.ibv.org)

El Instituto de Biomecánica de Valencia ha presentado esta mañana a las empresas del sector de la moda, textil y confección los resultados del estudio antropométrico de la población española llevado a cabo en el marco del proyecto europeo SizingSUDOE en un acto que ha tenido lugar en la sede de la Federación Española de Empresas de la Confección (FEDECON). Este taller de transferencia ha replicado la sesión que ayer tuvo lugar en Vigo en la sede de la Confederación de Industrias Textiles de Galicia (COINTEGA). (Conoce los datos en antropometria.ibv.org)

Este estudio ha sido impulsado en España, Francia y Portugal por las administraciones y grupos empresariales del sector para responder a los retos que afronta actualmente, tales como la creciente deslocalización de la producción, la aplicación de sistemas de patronaje basados en datos y proporciones corporales de los años 70, así como la escasa estandarización de los sistemas de tallaje, que provocan que una de las principales quejas de los consumidores sea la falta de ajuste de ropa.

Problema con las tallas
En España las tallas de la ropa, como ya se había comprobado con la población femenina, no se adecúan al perfil físico actual de los hombres. Las mediciones realizadas se han acompañado de un cuestionario que ha permitido conocer cómo percibe la población masculina la situación de las tallas.

El primer dato que llama la atención es que el 60% de los hombres tiene problemas para encontrar su talla un porcentaje significativamente mayor al 40% de las mujeres que manifiestan tener problemas para encontrar la suya.
Para los hombres, la falta de proporción en el tallaje es uno de los principales problemas para encontrar talla (85% de los casos). Concretamente, las prendas que plantean más problemas de ajuste son camisas y pantalones.

Esta situación supone una barrera para la venta por Internet y, lo que es más preocupante, provoca un elevado índice de devolución y de ropa que se queda sin vender al final de cada temporada. Por este motivo el estudio también ha analizado los hábitos de compra de los hombres. Una de las conclusiones extraídas es que el 70% nunca compra ropa por internet. Los principales motivos aducidos para no comprar son que no pueden saber cómo les quedará la prenda (26%) y que les gusta ver lo que compran (23,3%). En el caso de los hombres que sí compran por internet, un 27% manifiesta haber tenido problemas con la talla o el ajuste.

Tal y como ha explicado esta mañana Marta Valero, directora del proyecto SizingSUDOE, "uno de los principales motivos de estos inconvenientes es que el tallaje actual hace referencia a las medidas de los patrones de la ropa en lugar de a medidas corporales como proponen hoy en día la normativa europea e internacional. Además hay que tener en cuenta que las personas tienen proporciones diferentes, por ejemplo en función de la edad, por tanto un maniquí único no sirve para toda la población."

"Con el objetivo de resolver esta situación hemos analizado los datos antropométricos de hombres y mujeres para caracterizar las diferentes constituciones corporales y así conocer las medidas y formas más comunes entre la población española en función del grupo de edad".

"Esta información es fundamental para mejorar en una doble vía: por un lado, para que los consumidores encuentren un mejor ajuste en las prendas y, por otro lado, para que las empresas reduzcan costes y optimicen sus procesos de producción de acuerdo a las necesidades de sus clientes", ha añadido la investigadora del Instituto de Biomecánica.

Cada vez más altos
El estudio ha constatado que la estatura media de los jóvenes entre 18 y 34 años es de 175,3 centímetros por los 167,4 que miden los mayores de 55 años.. Si observamos que la media de altura del hombre español ha pasado de 171,8 cm establecidos por el INE en 1998 a los 173,1 cm según el estudio llevado a cabo por el IBV, este aumento de estatura confirma que los españoles son cada vez más altos.

Índice de Masa Corporal (IMC)
Los datos de peso reflejan que la mayoría de los españoles está en medidas convencionales. Según el Índice de Masa Corporal (IMC) de los participantes en el estudio y la clasificación de la Organización Mundial de la Salud:

  • El 46,7% de los hombres tiene un peso normal.
  • El 37,5% tiene sobrepeso.
  • El 4%, delgadez leve.

En estos tres grupos, se sitúa el 88,2% de la población masculina. El 11.8% restante es de personas con obesidad. De hecho, tal y como reflejan los resultados, la obesidad se hace más presente con la edad. Entre los mayores de 55 la obesidad en sus diferentes grados afecta al 30,7% de la población, llegando al 90% si se incluye a las personas con sobrepeso (59,3%).

En los más jóvenes (entre 18 y 34 años de edad) encontramos que el sobrepeso afecta ya al 34,4% de la población y la obesidad al 9%.
En ambos casos se observa como el porcentaje de la población con sobrepeso se duplica con la edad y el de obesidad se llega a triplicar.
Si comparamos estos datos con la población femenina, cabe recordar que el 56,2% de las mujeres tiene un peso normal; un 24,9% tiene sobrepeso y un 5% delgadez leve, por lo que vemos que el porcentaje de mujeres con sobrepeso u obesidad es menor que el de los hombres.

Transferencia a la industria
Como resultado del estudio "observamos no solo que las tallas no se ajustan a los consumidores, sino que además, los consumidores van a variar de talla según la edad". Frente a esta situación, el Instituto de Biomecánica ha editado dos libros de medidas y tallas que contienen el análisis de los datos antropométricos del hombre y de la mujer con el objetivo de transferir a las empresas la información antropométrica actualizada de la población adulta en España.
"Gracias al estudio de las dimensiones y las formas del cuerpo humano estamos en disposición de establecer un patronaje y tallaje más precisos para la ropa y los complementos que se traduce en una mejor adaptación a los consumidores y una mayor reducción de costes para las empresas" ha añadido la investigadora del IBV y directora del proyecto.

En concreto, los libros establecen cómo son las medidas corporales medias de la población para los diferentes rangos que determinan la talla, tanto en las prendas superiores como las inferiores y, en el caso de las mujeres, también de las prendas de cuerpo completo. Estas medidas pueden contribuir a diseñar patrones con un ajuste más adecuado a la población. Además, el estudio ha permitido confeccionar una base de datos donde se indica qué porcentaje de población (incluida la distribución por edades) encaja en cada talla y cuáles son las tallas más populares.

Según explica Marta Valero "una gestión eficiente de stocks y el cálculo de tiempos de fabricación vienen acompañados de una previsión acertada de unidades por talla. Por eso antes de lanzar al mercado una nueva colección de prendas es importante saber qué cuota de mercado alcanza la empresa con su definición de tallas y este estudio facilita a las empresas conocer el dato exacto".

A partir de este estudio es posible también desarrollar avatares 3D o maniquíes virtuales que ayuden a que el diseñador realice su trabajo de manera virtual pero también hace posible que fabriquen maniquíes al tamaño que se desee y así elaborar las prendas sobre un maniquí físico basado en medidas reales.

En los últimos años, el Instituto de Biomecánica (IBV) ha consolidado una línea de I+D centrada en antropometría y morfometría para el desarrollo de nuevos productos y servicios que ha logrado generar bases de datos antropométricas de diferentes grupos de población.


La obtención y el tratamiento de datos antropométricos tiene múltiples aplicaciones, no solo en el sector del textil y la confección. Contar con las medidas actualizadas de la población contribuye a mejorar el diseño de los puestos de trabajo, del mobiliario, de los automóviles o incluso productos técnicos de apoyo como las sillas de ruedas.

Proyecto innovador apoyado por la Comisión Europea
SizingSUDOE (SOE03/P1/E482) es un proyecto enmarcado en el Programa Interreg IVB-SUDOE, financiado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

Coordinado por el Instituto de Biomecánica (IBV), en esta iniciativa también han participado la Federación Española de Empresas de Confección (FEDECON), la Confederación de Industrias Textiles de Galicia (COINTEGA), el Centro Tecnológico Das Industrias Téxtil e Vestuario de Portugal (CITEVE), la Associaçao Téxtil e Vestuário de Portugal (ATP), la Universidad de Burdeos, el Institut Français du Textile et de l'Habillement (IFTH) y el Instituto Nacional del Consumo (INC).

El estudio antropométrico de la población masculina española se realizó entre 2013 y 2014, registrando las dimensiones antropométricas de 1.583 hombres de edades comprendidas entre los 12 y los 70 años en diferentes regiones de España.
Para llevar a cabo las mediciones el IBV ha empleando tecnología de escaneado láser que permite recoger la morfología 3D del cuerpo mediante una nube de puntos con una tolerancia de 1 mm.

http://sizing-sudoe.eu/

http://antropometria.ibv.org/

Contacto IBV

IBV 3 negativo th

  • Universitat Politècnica de València · Camino de Vera s/n · 46022 · Valencia · España
  • +34 96 111 11 70 / +34 610 567 200
  • +34 96 387 91 69
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Twi tter

Face book

Top

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento, para mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Para más información sobre las cookies utilizadas consulta nuestra poítica de cookies.